lunes, 23 de junio de 2014

De postre o de merienda

NARANJA PREPARADA

Es tan sencillo como pelar una buena naranja y cortarla en lonchas que se van colocando, extendidas, sobre un plato llano. Se le echan unas gotas de aceite de oliva por encima y se espolvorean con unos granos azúcar, o con una cucharada, va en gustos, pero sin olvidar, que también va en calorías.
En verano se recomienda tomar este plato frío, frío  de nevera. Y cuando llegue el frío del invierno, a temperatura ambiente.  
Simple, rico y muy, muy saludable.

jueves, 19 de junio de 2014

Filetes de hígado con ensalada

Pues, es que no me gusta el hígado, pero nada nada.  Ya, no hay mucha gente que le guste, pero es muy recomendable al menos una vez al mes, y en estas edades nuestras, más.  Es para que la sangre goce de buena salud.  Se dice que previene anemias, flojedad..., pues eso, que lo aconsejan.  Y aunque no guste habrá que hacer por comerlo. Nos haremos a la idea de que es un medicamento que tenemos que tomar sí o sí. Además, no vamos a ponernos caprichosos con algo que es bueno para nuestra salud.
Quizá los higaditos de pollo nos gusten más o no, pero hoy el hígado es de ternera.
Compramos unos filetes de corte fino, y los adobamos con ajo picadito, perejil fresco y unas gotitas de vinagre, filete sobre filete, los dejamos reposar para que cojan sabor. Podemos cocinarlos a la plancha o fritos, rebozados en pan rallado.
La ensalada es sencilla, se cuecen patatas y zanahorias por separado.  Las patatas cortadas en trozos, más bien grandecitos, y las zanahorias en rodajas como de dos  centímetro de grosor. Se escurren bien y se aderezan sencillamente con aceite y vinagre.

viernes, 13 de junio de 2014

Ensalada de alubias

De comida hoy pondremos plato único. 
Cocemos las alubias con un trocito de cebolla, una hoja de laurel y un chorrito de aceite de oliva.  Si nos resulta más cómodo podemos comprar las alubias cocidas,  esas que se venden en tarros de cristal.  De cualquiera de las dos maneras, tenemos que pasarlas por el chorro del grifo, aclararlas y escurrirlas bien.
En un bol, picamos  media cebolla o cebolleta, de un tamaño mediano, en trocitos pequeños; un pepino y dos tomates maduros cortados en daditos, ya que esta ensalada vamos a comerla con cuchara. Mezclamos todos los ingredientes y después aliñamos con aceite de oliva, muy poquito vinagre y media cucharadita de pimentón dulce. Si tenemos cominos molidos le echamos directamente, si no, los machacamos en el mortero, como media cucharadita o algo más, según gustos. Mezclamos todo bien, y dejamos reposar para que se mezclen los sabores. En pleno verano la metemos en la nevera.
No olvidar los cominos, es el ingrediente clave de este plato con alubias. Además del sabor, amortigua los gases que pueda producir la legumbre. Este plato se acompañará siempre con un trocito de pan.
De  postre; yogur natural o un trocito de queso fresco sin sal

Esta ensalada tiene la comodidad de que se puede dejar hecha desde por la mañana, y ya tenemos la comida resuelta por hoy.

viernes, 6 de junio de 2014

Lombarda y trucha frita

Hay comidas muy agradecidas que te "salvan" los días calurosos y los días  de frío, como lo es, este menú de verdura y pescado.  Tan simple como servirlo frío o caliente, a la hora de la  comida o para la  cena.
Una vez hemos cocido la lombarda, la ponemos en un escurridor, aclaramos un poco al chorro del grifo y la dejamos que escurra bien.  En una cacerola ponemos aceite de oliva, echamos dos ajos troceados, y antes de que empiecen a dorar, se incorpora una manzana grande, que previamente, habremos pelado y cortado como si picáramos patatas para tortilla.  La cacerola se pone al mínimo y dejamos que vaya pochando, a la vez incorporamos la lombarda, tapamos la olla y removemos de vez en cuando, para que se vaya mezclando todo.  Se le añaden unas cucharadas de agua.  Cuando la manzana está blandita se apaga y se sirve.
Las truchas las pasamos por harina y las freímos, que estén bien churruscadas, después le quitamos la piel, sí ya sé, está  rica, pero engorda menos si la echamos al cubo de la basura.

En verano estos platos se pueden tomar en frío.  En  frío de la nevera que se agradece un montón.