jueves, 19 de junio de 2014

Filetes de hígado con ensalada

Pues, es que no me gusta el hígado, pero nada nada.  Ya, no hay mucha gente que le guste, pero es muy recomendable al menos una vez al mes, y en estas edades nuestras, más.  Es para que la sangre goce de buena salud.  Se dice que previene anemias, flojedad..., pues eso, que lo aconsejan.  Y aunque no guste habrá que hacer por comerlo. Nos haremos a la idea de que es un medicamento que tenemos que tomar sí o sí. Además, no vamos a ponernos caprichosos con algo que es bueno para nuestra salud.
Quizá los higaditos de pollo nos gusten más o no, pero hoy el hígado es de ternera.
Compramos unos filetes de corte fino, y los adobamos con ajo picadito, perejil fresco y unas gotitas de vinagre, filete sobre filete, los dejamos reposar para que cojan sabor. Podemos cocinarlos a la plancha o fritos, rebozados en pan rallado.
La ensalada es sencilla, se cuecen patatas y zanahorias por separado.  Las patatas cortadas en trozos, más bien grandecitos, y las zanahorias en rodajas como de dos  centímetro de grosor. Se escurren bien y se aderezan sencillamente con aceite y vinagre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario