viernes, 6 de junio de 2014

Lombarda y trucha frita

Hay comidas muy agradecidas que te "salvan" los días calurosos y los días  de frío, como lo es, este menú de verdura y pescado.  Tan simple como servirlo frío o caliente, a la hora de la  comida o para la  cena.
Una vez hemos cocido la lombarda, la ponemos en un escurridor, aclaramos un poco al chorro del grifo y la dejamos que escurra bien.  En una cacerola ponemos aceite de oliva, echamos dos ajos troceados, y antes de que empiecen a dorar, se incorpora una manzana grande, que previamente, habremos pelado y cortado como si picáramos patatas para tortilla.  La cacerola se pone al mínimo y dejamos que vaya pochando, a la vez incorporamos la lombarda, tapamos la olla y removemos de vez en cuando, para que se vaya mezclando todo.  Se le añaden unas cucharadas de agua.  Cuando la manzana está blandita se apaga y se sirve.
Las truchas las pasamos por harina y las freímos, que estén bien churruscadas, después le quitamos la piel, sí ya sé, está  rica, pero engorda menos si la echamos al cubo de la basura.

En verano estos platos se pueden tomar en frío.  En  frío de la nevera que se agradece un montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario