domingo, 7 de septiembre de 2014

Cena de supervivencia




A esta cocina económica y saludable compuesta de letras, siento que debo incorporar algún apunte, algún recuerdo, de la olvidada cocina de aprovechamiento, ingenio o supervivencia, que  oíamos contar a nuestras abuelas; recetas de entreguerras, guerras y otras necesidades.  En los pueblos siempre era más liviano pasar hambre. Si escaseaba el dinero tenías qué comer gracias a las huertas, al campo, al riachuelo y a los animales de corral,  En las ciudades no.
Parece ser que esta cocina de aprovechamiento, tristemente, se está imponiendo.  Se está poniendo de moda, dicen.  No sé cómo a esta situación o circunstancia pueden sobreponerle el nombre de-moda...

De lo que nos contaban las abuelas cuando ellas eran jóvenes allá por 1912,  De sus meriendas de pan y cebolla, de sus recetas de cocina hechas con sobras, en aquellos días de tiempos difíciles, hablaremos un poco intentando recordar algunos menús de la época. Lo que no tengo muy claro, haciendo honor al nombre de este blog, que dicha alimentación fuera saludable, económicasin duda lo era.

Tenemos que tener en cuenta que, en aquel entonces, la mayoría de las familias eran familias numerosas.  Pero no numerosas de tres hijos, como lo entendemos ahora, sino de más de cinco.

En la desprovista despensa, hemos encontrado un rebojo de pan del día anterior, un cacho de chorizo como de cinco o seis centímetros de largo y cuatro huevos.  Miramos en el bote de los fideos; nos queda un puño de fideos finos.   Con todo esto tenemos que sacar una cena.

                                                                  * * * * * *

Ponemos a hervir agua en un cazo con un ajo machacado en el mortero y dos granas de pimienta negra. Cuando rompe a cocer echamos el chorizo al que le hemos hecho un pequeño corte, lo dejamos que de un hervor, lo sacamos y echamos los fideos. En  una sartén con un poco de aceite, grasa, sebo o manteca, requemamos ligeramente media cucharadita de pimentón dulce, lo añadimos al agua con los fideos y dejamos hervir hasta que los fideos estén cocidos y ya tenemos una sopa de primer plato.  Si no hay fideos se echa pan migado del mismo rebojo.

En otra sartén echamos un poquito de aceite, grasa, manteca..., y sofreímos el chorizo cortado en rodajas, añadimos aceite y freímos el rebojo de pan  cortado en rebanadas finas.  Batimos los cuatro huevos en un bol y vamos incorporando el pan frito y el chorizo, mezclamos y en la misma sartén pasamos a cuajar la tortilla de pan con chorizo.  Ya tenemos el segundo plato

El pan de la tortilla de pan, en vez de frito, se puede poner  tostado, nos decían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario