viernes, 1 de abril de 2016

"La dieta infalible"




Cuando nos vamos haciendo mayores.

Lo malo de hacernos mayores, lo malo o lo bueno, si no llegásemos a mayores sería porque nos hemos ido quedado por el camino, así que asumimos el tiempo y cambiamos ese "lo malo" y lo sustituimos por lo bueno que tiene hacerse mayor.

Entre otros achaques podríamos contar el aumento de peso. (Esto no es un consejo, ni siquiera una recomendación, líbreme Dios, solo cuento cosas desde las sensaciones en el transcurrir de los años). Salvo excepciones, el aumento de peso es generalizado, a veces lo tomamos a broma diciéndonos a nosotros mismos que, como hemos terminado de crecer ahora crecemos a lo ancho. Pero, bromas aparte, nos vamos dando cuenta de que el aumento de peso no es nada saludable, empezando porque nuestro esqueleto está cada vez más frágil y convendría aligerarlo de algunos kilos.

No sabemos cómo hemos cogido peso porque "comemos igual que siempre" Pues no señor, ya no se puede comer así, porque ya no tenemos aquellos años de derroche de energías, ahora hay que reducir la cantidad de ingesta y cambiar los hábitos alimenticios, ahora toca comer algo más soso, algo más insípido, resumiendo, dieta más saludable que significa descartar casi todo lo que nos gusta, empezando por dulces y grasas que, a medida que nos vamos haciendo mayores nos gustan más y, no sé cuántas más teorías, que saberlas las sabemos todas pero se nos olvidan cuando, en momentos de debilidad, que son muchos, atacamos la nevera o encendemos el horno para preparar cualquier repostería, lo más rica posible y sin miramientos.

Por nuestra cuenta hemos hecho todas las dietas que han caído en nuestras manos, pero, no nos han servido de mucho, unas porque son insufribles y otras porque nos falta la constancia y ya sabemos que para obtener resultados  hay que ser muy constantes.

La dieta infalible, la dieta más verdadera que se conoce por ser una de las más fáciles de sobrellevar, es variada, se puede comer CASI de todo, pero con moderación, con sentido de la medida.  

La llaman C.L.M.T.A:  comer la mitad de todo y andar.
Poco plato y mucha suela de zapato.

Pues eso, disciplina, fuerza de voluntad y tiempo al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario